Una excelente manera de reducir costos y estar al tanto de una autoconstrucción, renovación o reforma es a través de los conocimientos básicos que hay que tener en cuenta para realizar una reforma en tu casa que puede llegar a ser un proceso un poco tedioso, pero resulta inmensamente gratificante cuando disfrutas de los frutos de tu trabajo.

A B C para reformar tu casa

  1. Preparar e investigar

Todos hemos escuchado la vieja frase “no prepararse es prepararse para fallar“, pero en este caso, no podría ser más cierto. Para muchas personas, construir una casa es la culminación de los ahorros de toda una vida equilibrados en la ambición de lograr un hogar perfectamente adaptado. Asegúrate de no descuidar el conocimiento de los materiales, los procesos de construcción, los comerciantes y el impacto que tendrán no solo en el proyecto terminado, sino también en la experiencia a lo largo. La clave para una gestión de proyectos exitosa es utilizar recursos como revistas, exposiciones, tutoriales en línea y talleres.

  1. Estar listo para aprender de otros

Un error común que se comete cuando se administra un proyecto por primera vez es no escuchar los consejos de constructores, comerciantes o proveedores experimentados. Aceptar lo que no sabes hará que los problemas en el camino sean mucho más fáciles de resolver y reducirá las posibles fricciones más adelante.

  1. Comunícate con tu equipo

Un diálogo claro y consistente con comerciantes y proveedores es esencial para cualquier construcción, grande o pequeña. Establece reuniones semanales, si no diarias, para revisar lo que sucederá, quién estará en el sitio y qué se espera que termine en un plazo razonable.

Establecer una oficina en el sitio es otra excelente manera de asegurarse de que tu equipo se sienta cómodo ante problemas y preguntas, sin importar cuán insignificantes sean. La belleza del proyecto que administra su propia construcción es que el dinero se detiene contigo; cualquier consulta será resuelta en última instancia por ti y podrás intervenir cuando algo salga mal. Aprovecha al máximo esta oportunidad para hablar si no estás satisfecho con la calidad.

  1. Ten cuidado con los oficios y los tiempos

Sobre el tema de tratar con los oficios, asegúrate de que tu horario para cuando las personas entran y salen del sitio es realista. Tome nota de lo que los oficios no pueden llegar hasta que otros se hayan ido y siempre asegúrate de que los materiales esenciales y las preparaciones en el lugar estén en su lugar para ahorrar más dinero.

  1. Mantente dentro del presupuesto

Tomar decisiones con anticipación, no cambiar de opinión y garantizar que se observen los tiempos de entrada ahorra tiempo y dinero. Al comenzar un proyecto, haz estimaciones precisas y calcula un fondo de contingencia realista (generalmente 10-20% del presupuesto general) en caso de que las cosas cambien. Durante la construcción, los mejores gerentes de proyecto son reactivos a los costos inesperados y equilibran efectivamente el presupuesto en consecuencia.

About RiberaReformas

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)